Marguerite Yourcenar (continuación)

Como prometido, aquí tienen la traducción de este pasaje de Memorias de Adriano por Cortázar.
 

Versions Célestes.
 

——————————————–
 

Roma ya no está en Roma: tendrá que perecer o igualarse en adelante a la mitad del mundo. Estos muros que el sol poniente dora con un rosa tan bello, ya no son sus murallas; yo mismo levanté buena parte de las verdaderas, a lo largo de las florestas germánicas y las landas bretonas. Cada vez que desde lejos, en un recodo de alguna ruta asoleada, he mirado una acrópolis griega y su ciudad perfecta como una flor, unida a su colina como el cáliz a su tallo, he sentido que esa planta incomparable estaba limitada por su misma perfección, cumplida en un punto del espacio y segmento del tiempo. Su única probabilidad de expansión, como en las plantas, hubiera sido su semilla: la siembra de ideas con que Grecia ha fecundado el mundo. Pero Roma, más pesada e informe, vagamente tendida en su llanura al borde de su río se organizaba para desarrollos más vastos: la ciudad se convertía en el Estado. Yo hubiera querido que el Estado siguiera ampliándose, hasta llegar a ser el orden del mundo y de las cosas. Las virtudes que bastaban para la pequeña ciudad de las siete colinas tendrían que diversificarse, ganar en flexibilidad, para convenir a la tierra entera. roma, que fui el primero en atreverme a calificar de eterna, se asimilaría más y más a las diosas-madres de los cultos asiáticos: progenitora de los jóvenes y las cosechas, estrechando contra su seno leones y colmenas. Pero toda creación humana que aspire a la eternidad debe adaptarse al ritmo cambiante de los grandes objetos naturales, concordar con el tiempo de los astros. Nuestra Roma no es más la aldea pastoril del tiempo de Evandro, grávida de un porvenir que en parte ya es pasado; la Roma agresiva de la República ha cumplido su misión; la alocada capital de los primeros Césares tiende por sí misma a sentar cabeza; vendrán otras Romas cuya fisonomía me cuesta concebir, pero que habré contribuido a formar. Cuando visitaba las ciudades antiguas, sagradas pero ya muertas, sin valor presente para la raza humana, me prometía evitar a mi Roma el destino petrificado de una Tebas, una Babilonia o una Tiro. Roma debería escapar a su cuerpo de piedra; con la palabra Estado, la palabra ciudadanía, la palabra república, llegaría a componer una mortalidad más segura. En los países todavía incultos, a orillas del Rin, del Danubio o del mar de los bátavos, cada aldea defendida por una empalizada de estacas me recordaba la choza de juncos, el montón de estiércol donde nuestros mellizos romanos dormían ahítos de leche de loba: esas metrópolis futuras reproducirían Roma. A los cuerpos físicos de las naciones y las razas, a los accidentes de la geografía y la historia, a las exigencias dispares de los dioses o los antepasados, superpondríamos para siempre, y sin destruir nada, la unidad de una conducta humana, el empirismo de una sabia experiencia. Roma se perpetuaría en la más insignificante ciudad donde los magistrados se esforzaran por verificar las pesas y medidas de los comerciantes, barrer e iluminar las calles, oponerse al desorden, a la incuria, al miedo, a la injusticia, y volver a interpretar razonablemente la leyes. Y sólo perecería con la última ciudad de los hombres.
 
 
Enlaces
Opinión en el Blog Misiglo.
Jesús Pardo en la desaparecida Esfera de los Libros.

Publicités

5 Responses to Marguerite Yourcenar (continuación)

  1. Ybris dit :

    Verdaderamente es una sabia reflexión digna de enmarcarse para no perderla nunca de vista.
    Romo ya no está en Roma.
    La conducta humana,plagada de experiencia histórica, reproduce en cada ciudad el pensamiento y la interpretación de lo pasado.
    Permanecerán mientras subsistan personas y ciudades que lo recuerden.

    Besos.

  2. dr.floyd dit :

    qué apologia de la hegemonia! Viva la mundializacion, la ley de mercado, la zona industrial de Santa Cruz en Bolivia y el vino envainillado de california! abajo los indigenas que siguen vivos, las obejas que no son primas de Dolly, las ferias de fin de semana y los desviados sexuales.

  3. versionscelestes dit :

    Dr. Floyd:
    Gracias por tu comentario.
    A veces construyo la entradas en la misma página del blog y a veces hay sólo fragmentos que pueden mal interpretarse. Un texto así, ahora, y tomado al pie de la letra sería una apología a la hegemonía. Y como tú, estoy en contra de toda hegemonía…
    En « Memorias de Hadriano » hay una visión sobre el poder y la hegemonía que sería interesante comentar.

    Saludos de Versions Célestes

  4. Mixha dit :

    Es un texto denso pero con muchos datos que te empujan a la reflexión. Para mi Roma tiene muchas vistas donde una la observa desde como un monumento de humanidad por lo que representa o por su belleza o simplemente como parte de la decadencia de mundo moderno. Y con ello la caía de un mundo anterior o como dije la aceptación de algo hermoso que fue pero no será nuevamente, excelente fragmento, un beso

  5. dr.floyd dit :

    gracias por ese link al articulo sobre Gore Vidal. No habia visto el fenomeno lite. estadounidense y Francia desde su punto de vista. Mas interesante es que hace poco lei Nate Tate, personaje que indirectamente Gore Vidal ayudo a costruir.
    Hace frio y las ganas de escribir se sienten caer con la lluvia…
    saludos.

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :